Moda

El detrás de escena de cómo se realiza un vestido de alta costura

GABRIEL LAGE ATELIER (6)
Gabriel Lage lleva más de tres décadas en la moda, la alta costura es su fuerte. En su atelier de Recoleta realizando los últimos detalles de la pieza bordada

Meticuloso, perfeccionista y cultor del bordado, el diseñador argentino, es un referente de la alta costura argentina con gran proyección en el plano internacional.

Enamorado del proceso creativo artesanal, Lage, abrió las puertas de su taller para develar cada detalle de cómo se realiza una pieza de su colección.

PUNTADAS DE HILO Y AGUJA. “Un vestido puede llevar hasta 6 meses para ser confeccionado, la gente no se imagina cuantas manos trabajan en esa pieza”, confiesa. Esto se puede reparar en cada imagen.

Trabajando sobre la moldearía de la pieza a realizar. Gabriel dando instrucciones puntuales
En pleno proceso de confección, trabajando sobre la moldearía de la pieza a realizar. Un vestido puede llevar hasta tres meses para ser finalizado

EL proceso se inicia con el diseño -acompañado de la elección del género- de la pieza que luego es trasladado al trabajo de moldería. 

GABRIEL LAGE ATELIER (5)
Diseñando los hilos de seda que luego serán aplicados íntegramente a mano en los colores y formas elegidos por Gabriel.

El sello personal da vida a piezas irrepetibles a través de texturas y materiales nobles: hilos de seda, gasas, guipures, mostacillas, pailletes un infinidad de posibilidades.

GABRIEL LAGE ATELIER (7)
Calculando la cantidad y ubicación del bordado sobre una pieza realizada en base de tul con incrustaciones realizadas a mano.
GABRIEL LAGE ATELIER (1)
Sobre pieza de noche realizada a medida en transparencia nube y encaje, Gabriel marca la posición donde deben ser incrustados cada uno de los hilos de seda que se realizaron en una máquina de una sola aguja guiada totalmente a mano.
GABRIEL LAGE ATELIER (14)
Prueba de vestido de colección. Gabriel calculando corte de ruedo.

Meticuloso, perfeccionista, y con la confianza ciega en su equipo de 20 personas, donde el trabajo de las bordadoras luce en cada detalle. Una vez confeccionado las modificaciones se van realizando en el mismo cuerpo de la modelo para que este adopte el diseño deseado.

La prueba final, la de calce, se examina la pieza en su integridad. El diseñador asegura que es un paso decisivo y pone su mirada estricta en cada detalle.

GABRIEL LAGE ATELIER (8)
Prueba de calce. La pieza finalizada lista para ser brillar
Johnson Acero

En el mundo de la alta costura, Lage es uno de los favoritos para diseñar ropa de fiesta, novias y madrina.

GABRIEL LAGE ATELIER (4)
Otro modelo, parte de la última colección del diseñador. Aquí la costurera, realiza las mediciones de moldería sobre maniquí antes de efectuar el corte.
GABRIEL LAGE ATELIER (13)
En vestido bordado totalmente a mano, Gabriel Lage aplica el detalle de plumas teñidas a tono.
 6125- Trabajando sobre la moldearía de la pieza a realizar. Gabriel dando instrucciones puntuales 6136- Mediciones de moldería sobre maniquí antes de efectuar el corte. 6160- Calculando la cantidad y ubicación del bordado sobre una pieza realizada en base de tul con incrustaciones realizadas a mano. 6179- Diseñando los hilos de seda que luego serán aplicados íntegramente a mano en los colores y formas elegidos por Gabriel. 6218- Sobre pieza de noche realizada a medida en transparencia nube y encaje, Gabriel marca la posición donde deben ser incrustados cada uno de los hilos de seda que se realizaron en una máquina de una sola aguja guiada totalmente a mano. 6269- Prueba de calce para colección. 6302- En vestido bordado totalmente a mano, Gabriel aplica el detalle de plumas teñidas a tono. 6348- Prueba de vestido de colección. Gabriel calculando corte de ruedo.
El vestido terminado listo para ser colgado en su atelier de la Recoleta. El resultado inigualable

Fotos: atelier Gabriel Lage

Notas relacionadas

Bitnami