Deco

La silla ideal es posible y es argentina

Eutopia, del diseñador salteño Francisco Gómez Paz, es livianísima, se ensambla sin clavos ni tornillos y saca partido de las más avanzadas tecnologías. Pero lo más importante: se fabrica en un pequeño estudio en el Norte Argentino pero ya tiene destino internacional.
Francisco Gómez Paz prueba la resistencia de su creación en un entorno inmejorable: las Salinas Grandes. (Foto: gentileza Gómez Paz)

Francisco Gómez Paz (43) tuvo un sueño: pensar una silla revolucionaria y verla gestarse, nacer y desarrollarse en su Salta natal, sin una gran compañía internacional detrás de su proceso productivo. Y Eutopía, la armchair de madera que con sólo 1800 gramos de peso y un sistema de ensamblado único se ubica entre las sillas más livianas del mundo, es la prueba palpable de que ese anhelo hoy es una realidad. “Es que, a diferencia de una utopía, la eutopía es el ideal posible”, dice el diseñador industrial argentino con más reconocimiento internacional.

La estructura está formada por cuatro planos de multilaminado que se intersectan en un robusto encastre a cruz.
La silla se monta sin la necesidad de un solo clavo o tornillo y usa madera de Paulownia, un material resistente, liviano y sustentable.

“Cuando empecé a hacer diseño nadie me advirtió sobre la necesidad de contar con la industria, pero lo cierto es que hacer diseño sin ella hasta hace poco era una auténtica utopía. Buscar la capacidad productiva de las grandes empresas hizo que yo me moviera por diferentes partes del mundo y que viviera todos los años que viví en Milán. Por eso esta silla se llama así, porque transforma lo imposible en posible. Gracias a las nuevas tecnologías –control numérico, corte láser, impresión 3D y próximamente robótica–, hoy desde un pequeño taller en Salta, en una situación absolutamente no-industrial estamos haciendo una silla revolucionaria desde el punto de vista estético y constructivo”, explica Gómez Paz.

Con un peso de solo 1800 gramos es capaz de superar pruebas de resistencia con cargas de 100 kilos y más de 23.000 ciclos”, dice Gómez Paz.

Eutopía –que fue lanzada en la Milán Design Week de 2018 con toda la pompa– este año sumó dos nuevas versiones en rojo y negro que fueron presentadas en la galería Rossana Orlandi en la última edición de la feria italiana. Ya se exporta a Italia y próximamente a Estados Unidos y Japón. Nada mal para una silla livianísima que se ensambla sin un solo clavo o tornillo y que nació a 1.400 kilómetros de Buenos Aires.

Notas relacionadas

Bitnami